Cómo dar un masaje en el pene

Como bien sabrás, la rutina sexual no es buena para una pareja. Si quieres que la relación vaya por buen camino, puede ser una buena idea hacer un masaje de pene a tu pareja. Verás como te lo agradece, a la vez que conseguirás que la rutina cambie y el aburrimiento no tenga lugar.

¿Por qué es bueno dar un masaje en el pene?

A través de este tipo de masaje se consigue que el hombre pueda disfrutar de una experiencia realmente placentera. Es más, si controlas un poco su organismo, podrás parar cuando esté a punto de tener la erección. Así conseguirás que pueda conseguir más de un orgasmo durante el masaje, es decir, el masaje será todavía mucho más placentero.

A través de estos masajes conseguirás que el riego sanguíneo mejore en la zona del pene, lo cual se traducirá en un aumento del tamaño de miembro.

Se ha demostrado que a través de un masaje de pene también se consigue reducir el estrés que se puede situar en la zona genital. Esto quiere decir que el pene volverá a tener su tamaño normal. Y es que a través de los últimos estudios, se ha podido comprobar que el pene no crece todo lo que debería crecer durante una erección por culpa del estrés. Si quieres disfrutar del 100% del tamaño de pene de tu pareja, este tipo de masaje te ayudará a conseguir tu objetivo.

xx1 Técnicas para realizar un masaje en el pene

Técnicas para realizar un masaje en el pene

Es verdad que hay muchas opciones a la hora de realizar un masaje de pene, pero en este artículo nos vamos a centrar en ver dos técnicas que harán que tu pareja pueda disfrutar al máximo del masaje.

Masaje de pene oriental: es una de las técnicas más usadas para conseguir relajarse y aumentar el tamaño el pene. Hay que tener en cuenta que este tipo de masaje puede ser realizado a nivel individual o te lo puede proporcionar tu pareja para mayor disfrute.

Para comenzar, tendrás que aplicar algo de presión en la zona del pirineo. Para conseguirlo, haz presión con dos dedos. Ahora será el momento e agarrar la base del pene y más tarde desplazar la mano por el tronco hasta conseguir llegar al glande. Ahora tendrás que agarrar justo por debajo del glande y estirar hacia arriba 9 veces. Haz esta operación el mismo número de veces estirando hacia la izquierda, luego hacia abajo y luego hacia la derecha. Con este sencillo masaje conseguirás que el pene se relaje, se elimine el estrés de la zona y lo más importante, conseguirás que el tamaño del pene aumente ligeramente. Así podrás aprovechar al máximo el tamaño de tu miembro.

Masaje de pene en pareja: si tienes la suerte de tener pareja, lo más seguro es que ella ya te haya propuesto realizar este tipo de masaje en más de una ocasión. En este caso, es importante que ella siga los siguientes pasos.

En primer lugar tendrá que masajear la zona del abdomen inferior, los glúteos, las ingles y la zona genital con movimientos suaves y circulares. Con este tipo de masaje se busca que la pareja se pueda relajar y por ello pueda disfrutar un poco más del masaje de pene que va a recibir. Una vez que el hombre esté relajado, pon las manos en la base del pene y aplicando la misma presión con ambas manos, vete subiendo por el tronco hacia arriba. Cuando llegues a la base del glande, mueve las manos con movimientos circulares. Primero te recomiendo realizar el movimiento en sentido de las agujas del reloj y luego, al contrario. Una vez realizado esta operación, vuelve a la base y repite la operación varias veces.

Con estos sencillos masajes conseguirás eliminar el posible estrés que se concentra en esta zona, con el objetivo de que el pene se agrande ligeramente. Sin olvidar que tu pareja podrá disfrutar de una buena experiencia, a la vez que te podrá sentir más cerca que nunca.